Aventuras de OhVideo V (Encuentros en el Sistema Metaverso).

Escrito por 4 No tags Permalink 12

El lunes, después de clase, la pandilla se dirigió al Play Store, tal como había planeado, con intención de hacerse con el equipo necesario para el viaje a Fotograma. La tienda virtual contaba con varias sucursales, de las cuales la más importante estaba en el Macrochip Mall, el enorme centro comercial del Distrito Cell. Atravesaron las calles que llevaban al núcleo urbano desde el Distrito Coax, en el que se hallaba el colegio, corriendo como ratones ópticos.

-¡Vamos, Soni, date prisa!

OhVideo alentaba a la terminal acústica, que iba un poco más retrasada que el resto porque la noche del sábado, después de su reunión, había contraído el molesto virus Barrotes y aún se encontraba algo afectada. Se pasó todo el domingo en su funda delirando absurdas líneas de código, a base de anti-malwares y reinicios. Finalmente, su madre, Doña Bokilla, una tuba Wagner de taladro cónico, accedió a que saliera el lunes de casa siempre y cuando se sometiera a un escaneado completo durante la noche.

-¡Hago lo que puedo, no vayáis tan rápido! –replicó Sonora moqueando y tratando de no emitir publicidad basura, nuevo efecto del Barrotes, pues el virus seguía haciendo de las suyas y todavía tenía algunas secciones de su sistema congestionados.

barrotes

-¡Tenemos que llegar a tiempo para abastecernos bien! –exclamó OhVideo.

-¡Tranquilos, todavía es pronto! –expuso Sonora- ¡La mayor casa de apuestas a un solo click! ¡Descubra el método definitivo para adelgazar!

OhVideo y Eddyt se apartaron ligeramente de ella tapando sus bocas, pues cuando su compañera emitía publicidad basura tenían mayores posibilidades de contagiarse. Camarada se limitó a esbozar una sonrisa contenida con su obturador; el dispositivo cinematográfico no corría peligro alguno de contagio, ya que los virus sólo atacaban a los sistemas digitales.

-¡Lo siento, no lo puedo evitar! +_+ –se disculpó Sonora.

-No pasa nada –le tranquilizó Eddyt-. Sólo gira la cabeça haçia ot’o lado cuando publiçite’.

Entre pop-ups y cacofónicos bocinazos que resonaban por toda la calle como un claxon estropeado, los cuatro chicos llegaron al Macrochip Mall. Emocionados, subieron apresuradamente al segundo piso, donde se encontraba el Play Store.

-Bien, vamos a distribuirnos –indicó OhVideo cuando estuvieron en la entrada-. Sonora y yo nos metemos en el entorno virtual para mirar aplicaciones. Eddyt, Cam y tú podéis husmear en la tienda en busca de gadgets y utilidades, a ver qué novedades encontráis.

-E’tupendo –convino el pincel contento con el reparto de funciones, pues, aunque carecía de brazos, podía acoplar a su cuerpo diferentes herramientas multiusos a modo de extremidades y siempre estaba a la caza de nuevos artilugios.

-Pues nos encontramos aquí mismo en una hora –puntualizó OhVideo-. Vamos, Soni.

-Sí, pero sin correr -replicó Sonora-. Encuentra a tu pareja ideal en nuestra web de contactos…

-Ay, santos circuitos integrados, a ver si se te pasa ya el virus y dejas de soltar tonterías publicitarias -se quejó el terminal celular mientras se dirigían al entorno virtual.

OhVideo y Sonora penetraron en dos cabinas contiguas. El joven híbrido tomó asiento, se puso las gafas adaptables y enchufó el cable de conexión a la entrada minijack de su carcasa. Automáticamente, el espacio virtual del Play Store, conocido como Sistema Metaverso (o Sistema MV coloquialmente), comenzó a formarse ante sus ojos. Era un entorno que simulaba una enorme explanada rocosa en medio del cosmos y sembrada de arboledas de fototransistores, entre las cuales había diversos cráteres que ofrecían todas las opciones para el usuario. OhVideo paseó entre las rocas y miró a un lado y a otro, buscando a Sonora, aunque a veces los diferentes avatares virtuales tardaban unos segundos en encontrarse. Inesperadamente, una robótica voz sonó a sus espaldas:

-¡Querido amigo, cuánto tiempo sin verte por aquí!

El joven se giró con una amplia sonrisa, pues había reconocido la vibración metálica de esa voz tan familiar. Era la de Andy, el pequeño androide verde con antenas y forma de cápsula que actuaba como guía del Sistema Metaverso.

-¡Hola, Andy! –saludó OhVideo, que se lanzó a darle un abrazo al androide, pero se detuvo al recordar que el guía era un objeto de realidad inmersiva y carecía de forma corpórea- Estoy buscando a mi amiga Sonora. ¿La has visto?

-¿Es esa terminal pequeñita con un altavoz que suena como una fanfarria de trompetas?

-¡La misma! –asintió OhVideo riendo.

-Creo que la he visto perdida por las arboledas –señaló Andy-. Parece un poco despistada.

Montaje kachivache

-Sí, la pobre ha pillado el virus Barrotes y todavía no se lo ha podido quitar de encima.

-Vaya, ése es un malware bastante fastidioso –dijo Andy-. Pero no te preocupes, seguro que encontramos algo entre el menú de cráteres que la pueda curar por completo. Y luego me diréis en qué más os puedo ayudar.

-Oh, sí, tenemos un gran asunto entre manos –expuso OhVideo-. ¡Una auténtica aventura!

-¡Suena bien! –exclamó el androide- Vamos a buscar a tu amiga antes de que llene todo el Sistema MV de publicidad basura y me lo contáis con pelos y señales.

Andy se lanzó flotando a gran velocidad hacia las arboledas y OhVideo, alegre de haberse reencontrado con su amigo virtual, lo siguió dando botes hasta que ambos se perdieron entre los tupidos racimos de fototransistores.

¿Quieres conocer el Sistema Metaverso en compañía de Andy y OhVideo? No te pierdas la próxima entrega, en la que, además, conoceremos a un personaje muy especial…

 

Ilustraciones: Elitxo Garayalde

 

12
4 Comments
  • PabloFM
    marzo 12, 2015

    Que bueno otro Jueves otra aventura, siempre me gusta saber un poco más de el rico ecosistema de Isla Kachivache 😀 #OhVideo4ever.

    De hoy no pasa, quiero dar gracias en publico al equipazo que esta haciendo este blog posible, sin su esfuerzo y sin sus ganas locas no tendríamos ni la mitad de visibilidad que tenemos ahora.

    Gracias a Elitxo Garayalde por sus súper ilustraciones que aunque siempre a la carrera con sus numerosos proyectos nos entrega unas ilustraciones impresionantes.

    Gracias a Juan Vega que con su creatividad y talento natural para la tecnología nos ayuda a mejorar los diseños en todos y cada uno de los aspectos que Videona representa.

    Gracias a Teté Valero por estar todo el día dándole a la tecla en busca de contenidos dignos de vosotros lo `Videonis`, siempre es una pasada aprender con ella como hacer para que estáis cada vez más agustito en este bonito rincón de la red.

    Gracias a Miguel González no nos perdemos la oportunidad de estar presentes en todas las redes sociales. Siempre atento a cada nuevo `Videoni`.

    Gracias Christian Märtens por plasmar en el papel todo este nuevo universo, no paramos de alucinar con tu capacidad para crear, estaremos muy atentos al estreno de Avernus la web serie con la que vamos temblar.

    Gracias Álvaro Martínez por mantenernos actualizados en la parte mas técnica del blog. Sin olvidar que es uno de los cracks que tenemos programando la que va ser la mejor app de vídeo del mercado.

    Iago Fernandez-Cedrón a ti simplemente quiero señalarte con el dedo indice como culpable, emprender esta preciosidad de proyecto en el que me encuentro metido es una de las mejores cosas que me han pasado.

    Muchísimas gracias a todos a los de dentro y a los de fuera.

    Pablo FM

    P.D.: ¿y vosotros que opináis?

    • Christian Märtens
      marzo 12, 2015

      Por mi parte, yo te doy las gracias a ti, Pablo, por haberme introducido en el mundo de Videona; por ser, además, un hombre de fe y haber compartido este maravilloso don conmigo. A Iago, por supuesto, por haber confiado en mí, por su empuje y por haber iluminado tan fabulosa iniciativa. Y a todo el equipo, a todos los que has nombrado, por haberme acogido tan bien en el proyecto, por sus palabras de apoyo y por ser unos estupendos, talentosos y admirables frikis. Me siento como en casa. Gracias infinitas por eso.

    • Álvaro
      marzo 16, 2015

      Muchas gracias Pablo, tenemos un equipazo :). A darle duro con el blog y seguir publicando día a día 🙂

  • Perla
    marzo 13, 2015

    Y yo os doy las gracias por permitirnos subir a este tren de la informática porque ya no tenemos edad para ir andando. Gracias por permitirnos mantenernos viv@s, actualizados, navegando entre virus diversos y barrotes con una sonrisa que es la mejor manera de ir a cualquier parte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *